×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El aumento de la presión fiscal sobre dividendos de filiales no aporta de momento ni el 1% de su objetivo anual, si bien el fisco confía en reconducir la cifra a lo largo del ejercicio.

En total, en todo caso, el conjunto de novedades tributarias del Presupuestos de 2021 solo deja hasta abril la mitad de los ingresos esperados. Hay, en todo caso, otros factores que podrían minar los ingresos de esta medida: la caída de dividendos y plusvalías por la crisis; la limitación en el reparto de beneficios de empresas que han recibido asistencia pública o créditos avalados por el ICO; o el adelanto del reparto de beneficios al ejercicio 2020 a fin de esquivar la medida que entraba en vigor este enero que dicen haber detectado los asesores fiscales. En total, el conjunto de novedades tributarias incluidas en el Presupuesto ha recaudado 208 millones hasta abril, menos del 50% de lo esperado.