×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Con una contracción del consumo sin precedentes, las empresas reactivarán su negocio con fuertes descuentos

Comercio, aerolíneas, vivienda y energía, los sectores en el que la amenaza de una guerra de precios es más latente. Desde que se decretó el pasado 14 de marzo el Estado de Alarma, las grandes superficies y cadenas de moda han llevado a cabo ya en sus tiendas online importantes descuentos, con ofertas de hasta el 60%, con lo que en el pequeño comercio la preocupación es máxima. Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), que agrupa a las pequeñas y medianas empresas del sector, apunta así que "lo más adecuado sería la suspensión de las rebajas de verano de este año con el objetivo de no debilitar más al pequeño comercio". O eso, o al menos retrasarlas al mes de septiembre, dejando margen para que los comercios puedan vender en buenas condiciones, sin distorsionar el mercado con grandes ofertas nada más abrir.